post |Publicado el 16-01-2020

Fireball y polvos corporales sleepy dust, de Lush

¡Hola a [email protected]! Esperando que se encuentren bien, hoy vengo a comentarles mi impresión acerca dos productos de una de mis marcas favoritas, Lush. Considero que llegaron en un momento muy adecuado de mi vida, en el que aún siento que no se acaba el 2019, por mis niveles de stress. Se trata de una bombita de baño, Fireball y una botella de polvos corporales perfectos para armonizar los ánimos, Sleepy Dust. A continuación les comento en detalle cada uno de ellos:

Fireball: Esta bomba de baño con forma de llama está repleta de aromas y sensaciones dulces y cálidas para un baño perfecto. Entre sus ingredientes destacan las hojas de canela, aceite de naranjas y aceite de almendras. Como todas las bombitas de Lush, intento probar con la mitad del producto para ir tanteando la espuma en el baño. Esta no ha sido la excepción, creo que no es necesario sumergir la bombita entera para tener un placentero baño de tina, con mucho aroma, color y espuma. El criterio queda al gusto.

¿El resultado? Piel perfumada, suave y una sensación de bienestar muy relajante. Si tuviera que sugerir algo, creo que la dupla perfecta es usar esta llamita en conjunto con algún aceite de baño que posee Lush, para aumentar la hidratación, convirtiendo este momento en un tratamiento intensivo para toda la piel del cuerpo.

Precio de la unidad: $4.900, con la posibilidad de extenderlo por dos usos.

Sleepy dust, polvos corporales. Al principio, al recibir el producto, nunca tuve muy claro cuál era su función. Averiguando, leí que este talco es un perfecto aliado para tener una sensación de relajo, sobre todo a la hora de dormir. Se aplica directamente sobre la piel, formando una tenue capa en la zona del cuerpo de preferencia. Este producto posee propiedades de retención de la hidratación en la piel, gracias al aceite de grano de avena. También actúa como matificante, por la presencia de caolín.

 ¿Cómo lo usé? Efectivamente lo probé de noche, los días de mayor cansancio luego de la ducha, ya que la lavanda, el absoluto de tonka y el aceite de ylang ylang son una excelente combinación para tener un resultado de relajo. De día lo he aplicado en zonas clave, como cuello y muñecas, como perfume temporal. Al contacto con la piel la suavidad es instantánea, con leves destellos en la piel. También se me ocurrió combinarlo con la bombita Fireball. Empolvoreé levemente el agua mientras la tina se llenaba, provocando una espuma adicional con una combinación agradable,  muy compatible de aromas. Aprobado.

Este producto se vende en formato de 100 grs, a un precio de $9.900

Agradezco que esta dupla haya llegado a mis manos, ya que llegué tarde a los descuentos postnavideños de Lush, oportunidad que aseguraba la mayoría de los productos de la marca para el año, como [email protected] Luego de probarlos y, escribir este post, me siento un poco más relajada jaja.

¡Hasta un nuevo post!