datos |Publicado el 08-09-2018

Tips para un 18 más Sustentable

Hola a [email protected]! Esperando que se encuentren bien, ya [email protected] nos estamos preparando para las festividades que se acercan exactamente en una semana más y me imagino que a muchos, igual que a mí, nos baja un poco de angustia y/o remordimiento en estas fechas por el tipo de consumo que conlleva tantos días de fiesta, de la mano de una arraigada tradición. Existe actualmente un fuerte discurso acerca el consumo indiscriminado de carne que ocurre durante fiestas patrias y la alta huella de carbono que esto significa, al margen del indiscutible sufrimiento animal. Pero también es una fecha que permite poner en palestra otros impactos que están generando serias consecuencias hoy en día en nuestro planeta, como lo es la contaminación y la cantidad de desechos en nuestros océanos y mares.

Por lo anterior, en esta ocasión les quise traer pequeños tips para ser más responsables y sustentables en nuestro consumo durante las fiestas, con el fin de contagiar buenos comportamientos a nuestro alrededor y no generar una mayor presión sobre los recursos naturales, existente hasta ahora. Les cuento:

1 . ¡Adiós Bombillas plásticas! Ya se encuentra posicionada una campaña mundial en contra de estos productos, no porque sean inservibles, sino por su impacto posterior sobre todo en los océanos es por mucho superior a la necesidad y el tiempo de uso que le brindamos. Un terremoto sabe igual de bien sin una bombilla y hay otras formas para poder mezclar y diluir tu trago favorito, más allá del prescindible plástico de las bombillas, que compone uno de los 10 objetos más presentes como desperdicios en los océanos, según la ONU. Tip alternativo: últimamente ha cambiado la satanización de las bombillas, con la invención de este producto con materiales más sustentables, como aquella bombilla reutilizable de vidrio. También se han ido acoplando nuevos materiales para este utensilio tal como papel biodegradable y bambú.

2 . Retornable en bebidas y reciclable en vidrios. Tenemos tan arraigada la costumbre de lo desechable, que olvidamos que hace algún tiempo atrás todos los bebestibles se compraban con envase de recambio. Para estas fiestas no dejemos de lado el envase retornable para las bebidas, el de vidrio retornable para las cervezas y el vino en botellas de vidrio, prescindiendo del plástico, con la posibilidad de reciclar o reutilizar este material. ¡Las posibilidades son muchas! Podemos compartir en familia y con amigos comprando en “formato grande”, evitando que alguien quede debajo de la mesa, muchas veces sale más económico que comprar botellas o latas individuales. De esta forma podemos disminuir el impacto de reemplazar vasos de vidrio por plásticos, con la posibilidad de lavarlos y seguir ocupándolos para distintas ocasiones, alargando la vida útil de estos materiales.

3 . Lleva tus propios cubiertos. No está en discusión que gran parte de las fiestas las pasamos fuera de casa y asistimos a distintos eventos, ramadas en calles y espacios libres. Comúnmente todo lo que te puedas servir lo entregan en formato desechable, porque puede ser más barato para los emprendedores, además de quitarle responsabilidad de responder por un producto más duradero ¿Cuál es nuestra propuesta? Lleva tus propios cubiertos para comer con comodidad, disminuyendo el impacto que se ejerce sobre los recursos naturales con la producción de plástico. Sólo ocupará un ínfimo espacio en tu mochila/cartera, para ocuparlos mil veces más.

4 . Prefiere vasos de vidrio. Sabemos que no siempre tenemos la opción de escoger, pero el número uno de nuestras preferencias siempre será el vidrio, porque es más limpio, duradero y ecológico. Si nos han servido nuestro bebestible en un vaso en envase plástico, no importa, piensa en él antes de tirarlo después de 5 minutos. ¿Podrá serme útil más tarde? ¿Podrá servirle a otra persona? ¿Podré ocuparlo en otra ocasión? ¿Seré capaz de transformarlo en otra cosa? Más que una decisión, el querer ser sustentable parte por una conciencia interna más aguda sobre el uso que le damos a las cosas para/con nuestro entorno.

5 . Prefiere brochetas. ¿Quién no ama los anticuchos? Para los veggies las posibilidades son infinitas, con proteína vegetal y muchas muchas verduras. Son tan ricos, que creo que somos pocos los que podemos hacer durar uno más de 10 minutos ¿Después qué pasa con la brocheta de madera? A la basura, casi con nula capacidad de reutilizar. Si tienes la posibilidad, adquiere brochetas de fierro, son duraderas, firmes y reutilizables (además que aguantan más comida).

6 . Lleva tus condimentos. Puede sonar cartucho, pero no lo es. Llevar condimentos es una excelente forma de darle un pequeño respiro a nuestro planeta, ya que la dosificación de la sal y el aceite, por ejemplo, es un real desperdicio de proceso y material para productos tan económicos y al alcance de la mano en casa. No tengan miedo, la posibilidad que los puedan llevar presos por “una bolsita de sal” son bastante escasas estos días.

7 . Prefiere el consumo inmediato, que para llevar. Puede ser obvio, pero no siempre lo practicamos. Cada vez que pedimos para llevar, nos envuelven en bolsas, papel y plumavit que sólo nos permiten el transporte de la comida, pero que generan un impacto mayor que el pequeño uso que le damos en el total de vida útil que tienen estos materiales sobre el planeta. Hasta que en todos lugares nos permitan envolver y transportar alimentos con materiales propios y reutilizables, podemos seguir prefiriendo siempre el consumo inmediato.

Espero que estos tips permitan tener unas fiestas divertidas y más llevaderas, empatizando siempre con un otro, ya que es hora de celebrar! No olvidemos que toda acción y decisión de consumo que tengamos tiene repercusión en el medio ambiente, depende de nosotros mejorar la calidad de vida de nosotros mismos y de todas las formas de vida que nos rodean.

Hasta un nuevo post! Firma_Constanza_Silva-01