datos |Publicado el 30-08-2022

Moda ecológica ¿Vestirnos con ropa de segunda?

Cuando hablamos de moda nos hacemos muchas preguntas, conoce en este post sobre la ropa de segunda.

Hola ¿cómo están? Nos encontramos en los últimos meses del año y espero que todo esté marchando bien.

En esta ocasión el tema de la moda se ha vuelto muy interesante y créanme, que soy de las personas que no compra tanta ropa, porque prefiero priorizar mi dinero comprando libros, comida o cositas de papelería, ¿alguien más se siente [email protected]? Aún así, cuando me di cuenta de que ya no tenía ropa (la suficiente), entendí de que no tengo que tener un armario lleno, si no la ropa necesaria.

¿Qué viene a nuestra mente cuando pensamos en la ropa de segunda? Sí, éstas eran las preguntas que me hacía: ¿será bueno usarla? ¿ha pasado por otra persona antes? ¿me podré sentir cómoda en ella? Aquí te cuento mi experiencia y a la vez, algunos tips de cómo conservar más tus prendas.

Fue así que desde hace unos años vengo comprando ropa de segunda mano, cuando me enteré sobre ello, me pareció una opción muy ecológica, no compro siempre de segunda mano, pero es mi primera opción y a la que siempre acudo.

En el lugar donde me encuentro viviendo tengo la suerte de tener muchas tienditas de segunda mano, pero al principio no fue fácil encontrarlas, ya que surgieron recientemente. Al pasar el tiempo, fui encontrando y familiarizándome con ellas.

Aquí te cuento, lo que me gusta y lo que no, de la ropa de segunda:

Me gusta:

 
  • Qué sea accesible.

  • Qué ayude al medio ambiente.

  • Poder encontrar varios estilos y prendas únicas que no tienen otras tiendas.

 

No me gusta:

 
  • A veces no hay lo que tienes en mente.

  • Algunas tallas son limitadas.

  • Algunas prendas están en mal estado.

 

Aún así no descarto las opciones, lo cuál me parece genial porque damos vida a un producto ya fabricado.

¿Cómo conservo las prendas de segunda?

 
  • Las limpio y lavo con jabón.

  • No uso detergentes fuertes.

  • Las dejo secar con luz solar.

  • Las doblo y guardo, sin usar secadora.

 

Algunas veces voy con ideas de qué encontrar, pero la verdad es que las tiendas me sorprenden y eso es lo que me gusta. Sé que hay tiendas que venden ropa en buen estado y otras no, he visto muchas tiendas con prendas muy sucias en donde veo que ya no es bueno comprar en esas condiciones; pero otras muy lindas, en donde las prendas son de mi gusto, limpias y accesibles.

Al pasar el tiempo también he descubierto mi estilo, y es que amo los básicos, me encantan porque combinan con todo, a veces encuentro básicos hermosos en las tiendas de segunda mano como otras veces no, aún así no lo descarto porque es como encontrar una prenda en un millón.

Ahora cuéntame ¿ya compras ropa de segunda? y si no es así ¿te animas a hacerlo?

Demos una oportunidad a la ropa de segunda, sé que hay una prenda esperando por [email protected]