datos |Publicado el 03-11-2021

Ciudad y huertos 🌿

En este post te recomendaré como empezar con tu huerta si es que vives en un espacio pequeño, te daré tips y algunas marcas que recomiendo para empezar con tu propia huerta en casa.

Son muchos los beneficios de vivir en departamento, sin embargo, la falta de patio o espacio suele ser una de sus desventajas para tener nuestra propia huerta.

Si siempre has querido tener tu propio huerto, pero no encuentras el lugar ni espacio adecuado, Keep calm que acá te tengo algunos consejos para que te olvides de la falta de patio y seas el mejor agricultor o agricultora de la ciudad. 

Lo primero que tenemos que considerar es el lugar donde tener la huerta. No es necesario tener una mega terraza o patio para empezar con nuestros propios almácigos. Para ser general, necesitarás un lugar bien iluminado, ya que la mayor parte de las frutas, verduras y hierbas necesitan varias horas de sol para crecer.

De todas maneras, todo dependerá de lo que quieras cosechar, por lo que te recomiendo investigar qué hierbas o plantas son adecuadas para la cantidad de luz que recibes, una vez tengas claro eso podremos hacer la selección de qué semillas comprar.

Si no tienes terraza no te preocupes porque también hay solución para estos casos, los maceteros colgantes serán los mejores aliados para estas situaciones en que no existen espacios libres. Estos maceteros los pueden conseguir en tiendas nacionales de equipamiento para hogar y jardín. Por lo demás, hay muchos emprendimientos independientes dedicados a comercializar este tipo de productos, Diseño Verde es uno de estos.

Te dejo el link para que te hagas una idea https://disenoverde.com/collections/huertos.
 

Define el espacio para tu huerta

Lo más importante a considerar en este proceso de creación es que cualquier pequeño espacio puede ser adaptado para cultivar. Pero ten en cuenta en esta primera fase de planificación que “Sin sol no hay huerto”. 

Una vez establecido el espacio, necesitamos el soporte, el lugar donde plantar nuestras semillas para que puedan crecer. ¿Prefieres una huerta vertical, maceteros o baldes? ¿Estarán sobre una repisa o una mesa?

Aquí también podemos ponernos creativos y utilizar repisas viejas, maceteros en desuso o incluso, hacer nuestros propios maceteros con productos reciclados como lo son bidones de agua, botellas, canastos o recipientes viejos. Lo importante es pensar que cualquier recipiente que permita almacenar tierra nos servirá.

Una vez establecido el lugar y el soporte, tenemos que planificarnos. Cada hierba tiene una temporada en la que debe ser plantada. Mira bien qué vas a incorporar en tu huerta y planifica los tiempos para que crezcan de la mejor manera.

Ojo con la tierra a utilizar 

Probablemente no sabías que la tierra de la maceta dura solo una temporada. Por lo tanto, es muy importante que utilices tierra limpia cada vez que quieras plantar. No recomiendo utilizar fertilizantes artificiales, pero sí los naturales, como hummus en pequeñas cantidades. También podemos hacer nuestros propios fertilizantes, pero para esto escribiré un post aparte ya que es un tema muy amplio.

Todo sobre los almácigos

Una vez establecido el lugar y el soporte de nuestra huerta, toca hacer los almácigos. Puntos importantes a considerar durante el proceso de crear almácigos:

  • Es mejor crear los almácigos antes que plantar la semilla directo a la tierra.
  • Los puedes hacer por ejemplo en una bandeja de huevos, para esto debes agregar un poco de tierra o algodón humedecerlos y poner las semillas. En esta etapa es importantísimo mantener la tierra mojada ya que si se seca probablemente morirá la semilla.
  • Cuando el almácigo tiene aproximadamente 5-6 cm de alto, se traspasa directo a la tierra.
  • Cuando traspases tu almácigo a la tierra, es importante regar la tierra y mantenerla bien húmeda, ya que es en este proceso en donde nuestro almácigo agarrará fuerza para desarrollarse.

El riego

Por último pero no menos importante, el riego no tiene que ser excesivo. El ideal es mantener una tierra húmeda pero no mojada, sobre todo cuando traspasamos desde los almácigos hacia la tierra.

¿Por qué hacer huertos urbanos? Aquí te convenzo 

Para finalizar, te dejo un punteo con los beneficios que tienen los huertos urbanos:

Las ventajas de un huerto urbano son múltiples y variadas, podemos hablar de:

  • Fomenta hábitos alimenticios más saludables, mejora tu salud y la de los que viven contigo.
  • Satisfacción por consumir nuestros propios cultivos.
  • Ahorramos dinero. El coste de producir nuestras propias hortalizas es muy inferior al precio de mercado.
  • Alimentamos una cultura que en algunas ciudades se había perdido.
  • Nos hace entender, valorar y respetar la naturaleza.
  • Aumentamos las zonas verdes en las ciudades, tan necesarias en la mayoría de ellas.
  • Reducimos nuestra huella de carbono ya que los productos son locales, tan locales que no tenemos que movernos de casa para obtenerlos.

Aquí te dejo una pequeña ayuda sobre que hierbas y verduras puedes plantar según la estación en que te encuentres:

Espero que te haya gustado mi post sobre huertos en la ciudad, ojalá te sirva y puedas sacarle el mejor provecho a tus espacios. Cabe agregar que la creatividad a la hora de buscar lugares será tu mejor aliado hoy y siempre, Pinterest es una muy buena herramienta de inspiración para soluciones fáciles y baratas.

Desde Chile: