articulos |Publicado el 05-10-2022

Mi proceso con el yoga: una práctica de conexión

Te cuento sobre mi proceso con el yoga, cómo lo retomé en mi vida y por qué lo recomiendo.

Hola ¿cómo te encuentras? Espero que todo esté marchando bien. Hoy quiero contarte acerca del yoga, tal vez lo has escuchado y/o si lo practicas o practicaste, te sentirás [email protected]

¿Cuándo empecé a hacer yoga? Todo inició en el 2020, en épocas de Covid, tenía estrés y me dolía la espalda debido a la mala postura que tengo (aún sigo trabajando en ello). En ese momento todo cambió a un modo virtual, por las tardes, en mis momentos de almuerzo, veía en Youtube a vloggers que hacían yoga y a muchas profesoras que se dedicaban al tema y contaban sus experiencias. Amé la filosofía que tenían al respecto.

Así fue como empecé con el yoga, compré mi primer mat en una tienda de deportes y empecé con lo que tenía: un mat, ropa suelta y muchas ganas de aprender (esto último es lo mejor). Lo que me gustó del yoga, es que no es considerado un deporte o visto como una competencia, sino que vas a tu propio ritmo, al ritmo que tú prefieras.

Fue lo mejor que me pasó, porque cuando terminaba de practicarlo me sentía más relajada, feliz y con más energía, a veces hacía yoga por las mañanas y otras veces por las tardes-noches; el dolor de mi espalda bajó y mi postura mejoró muchísimo, sobre todo si lo hacía en las noches, me ayudaba a descansar mejor.

El yoga es una práctica donde conectas cuerpo, mente y alma, ya que también está relacionado con la meditación. Aprendí que las posiciones se llaman “hasanas” y mientras más vamos practicando, podremos hacer más estiramientos y ser más flexibles; cuando veía a las profesoras de yoga hacer posiciones difíciles me preguntaba cuándo podría yo alcanzar eso, pero esa es la idea, ir a nuestro ritmo, sin pensarlo estaremos haciendo posiciones difíciles que quizás nosotros mismos ni siquiera podíamos imaginarlo.

Aquí te comparto lo que utilizo al practicar

 

Mat de yoga (puedes escoger el que más te guste)

Una botella de agua para siempre hidratarme

 Ropa cómoda (mucho mejor si es suelta)

También, hay varios accesorios como almohadillas, pelotas, etc. Pero créeme, no es necesario tener todo para empezar, mientras avancemos podremos ir adquiriendo las cosas que necesitemos.

Ahora, no quiero sentirme mal, pero ... ¿cuándo dejé de hacer yoga?

A finales del año pasado, por el tiempo y el mismo entorno, me sentía atareada, por lo que dejé de practicarlo. Este año quise regresar, pero cuando falleció mi conejita me sentía muy triste y sin ganas de nada, fue todo un proceso, pero ahora me da felicidad retomarlo y eso me motiva a seguir.

Me gustaría un montón hacer yoga grupal o con un guía, sé que la experiencia será diferente, ya que siempre lo he hecho por mi cuenta. Otra práctica que también quiero implementar, es pilates, he leído y escuchado buenas referencias sobre ello.

Y así es como he vuelto a hacer yoga después de meses, era algo que necesitaba, me siento muy feliz y meditar a lo menos 10 minutos, hace que tome decisiones más calmadas en mi día a día. Solo sé, que si elegimos el deporte o la práctica adecuada que más nos gusté, es eso lo que nos hará feliz.

Te comparto las cuentas que sigo

 

Vengo siguiendo a Xuan Lan e Irene desde que empecé, ambas tienen un canal de Youtube. Xuan Lan es una profesora muy conocida en el yoga, Irene tiene videos varios como: yoga, arte y filosofía de vida; y que bueno que encontré hace unos meses en Instagram, la página de Vannia, es peruana y profesora de Yoga, con una historia de superación que admiro.

- Xuan Lan Yoga - @xuanlanyoga - Francia, España

- Irene Nortes - @irene.nortes - España

- Vannia | Yoga para la vida - @vanniapezo - Perú

Y para terminar, te dejo una frasecita que ha estado dando vueltas en mi cabeza esta semana: “haz lo mejor que puedas, con lo que tengas, en donde estés”.

Cuídate mucho, un abrazo de oso para ti.

Nos vemos en otros posts.

Namasté.