post |Publicado el 08-11-2017

Importancia de la certificación

En México existe una gran variedad de marcas nacionales, grandes y pequeñas, con diversas visiones y metas, de diferentes precios y calidades. La mayoría afirma que no experimenta en animales y gran parte de los consumidores hemos caído y les creímos en algún momento. Yo también llegué a pensar que sólo las grandes marcas internacionales experimentaban y que las marcas mexicanas no lo harían.

Les quiero platicar algo que me abrió los ojos.

El 19 de septiembre, como sabemos, un terremoto sacudió los suelos de la Ciudad de México y que nos afectó a todos. Fue una tragedia, algo terrible con severas secuelas y de enorme impacto en las vidas de quienes lo vivimos.

Pero siempre suele dejarse de lado la vida de los animales. Y es que este hecho tan terrible sacó a la luz otro: el laboratorio Cencon, cuya matriz fue afectada por el sismo, estaba haciendo pruebas en animales. No tengo el conocimiento exacto sobre las pérdidas, pero supe que este suceso tan horrible le dio a muchos conejos la oportunidad de liberarse de una vida de tortura y sufrimiento. Muchos fueron rescatados y actualmente están siendo rehabilitados por una fundación sin fines de lucro (SLADY A.C.) y ahora tienen la oportunidad de una mejor vida.

Con esto quiero decirles que la crueldad en la cosmética mexicana es una realidad. No se sabe qué marcas solicitaban los servicios de ese laboratorio, pudo ser cualquiera, pues el laboratorio prometía confidencialidad. Cualquier empresa puede afirmar no experimentar en animales y aún así hacerlo, no importa si es una marca nacional, pequeña o grande.

Por eso debo recalcar la importancia de una certificación oficial que respalde sus afirmaciones, es la única manera en la que podemos estar tranquilos y confiar que es cierto que sus productos no son experimentados en animales.

¿Qué pensarías si te enteraras de que una de las marcas que compras porque dice ser cruelty free financiaba dichos experimentos crueles sobre los conejitos que fueron rescatados?

PETA es la organización encargada de certificar a las marcas internacionales, y ya han sido varias las empresas mexicanas que han acudido a ella. Tenemos, por ejemplo, a Republic Nail, Industrias T. Taio, Ere Pérez, Ahal, etc. Si estas empresas pudieron, todas pueden hacerlo.

Es nuestro derecho exigir pruebas de lo que las marcas afirman, sobre todo en un tema tan importante que involucra las vidas de muchos seres inocentes. ¡Podemos comunicarnos con las marcas y pedirles que se certifiquen! Basta de permitir que nos den pretextos y nos quieran vender una idea que quizá es falsa. Si les importan los animales, podrán certificarse.